viernes, 15 de enero de 2010

Me han echao una maldicion gitana


Pues si, creo que es algo que nunca me ha pasado,al menos que yo sepa nadie me ha maldecido,cosa curiosa en un gafe como yo, pero alguna vez tenia que tocarme y anoche fue la fecha señalada por mi desdicha y mi mala suerte.
La ciudad donde vivo esta tomada por la policia, una cumbre de ministros ha hecho que solo se vean coches grandes de policias de estos que van todo de azul con metralletas y repleto de estos policias que parecen armarios de ropero.La verdad es que ir por la calle viendo tios con pistolones, o encontrarte melenudos protestando frente a ellos no me gusta, pero lo peor del caso es que tenia cita con el loquero y por fuerza tenia que pasar por los sitios donde pululaban estos politiquillos que,con la excusa de una reunion toman la calle como suya y encima se hartan de mariscos y langostinos que pagamos nosotros.Anoche,cuando regresaba del psiquiatra y previo paso por la famarcia por mis dosis habituales de lexatin, no me quedaba mas remedio que fijarme en las muy numerosas fuerzas de seguridad que, helicoptero incluido, pululaban por la ciudad.
Cerca de unos grandes almacenes, justo enfrente a ellos hay una iglesia donde habitualmente se encuentran algunos pedigueños que, tirados en el suelo con una cartelito piden limosna.Yo iba por la acera cuando vi una curiosa y extraña pareja de policias, los dos de azul con una gorra, uno de ellos de la estatura del Pau Gasol ese del baloncesto y la otra, curiosamente era una chica bajita, rubia, de ojos claros y rostro angelical que conversaba animadamente mirando casi hacia el cielo con su compañero.La chica, de bello rostro ademas sonreía, su porra casi rozaba el suelo dada su baja estatura, y cual albañil que cuando ve una muchacha potable cesa en sus tareas para lanzar el consabido piropo, mi rostro se volvió hacia aquella chiquilla que, armada y uniformada parecía estar fuera de lugar, no pegaba ni con cola, o al menos yo a esa no la veo de antidisturbios pegando cachiporrazos.
Fue entonces cuando mis pies tropezaron con algo saliente, escuchandose un ruido metálico muy característico.Como estaba mirando hacia atras, no me di cuenta que habia una gitana en medio de la acera, con un bote lleno de monedas al que sin querer le di una patada, y toda una inmensa lluvia de monedas se desparamaron por el suelo, algunas casi saliendo de la acera y llegando hasta la calzada.La gitana, una mujer mayor con muchas arrugas y muy mal encarada, empezó dando un grito bastante fuerte, que me hizo volver la cabeza:
-Ande vaaaaaaaaaaaaaaa esaborioooooo mar rayo te partaaaaaa.
Todo azorado y sin saber que hacer, medio me disculpe de la mujer que, cuando yo reanudaba el camino, gritando me dijo algo asi como:
-Que te entre un doló y eche a corre, que cuanto mas corras mas te duela y cuando pares de correr reviente der to.
En fin, otra cosa mas que me pasa.La verdad es que bastante maldicion tengo ya encima, asi que no se que mas me puede pasar. Habra que esperar acontecimientos....



2 comentarios:

Vizarro Man dijo...

jajajajjaa, nomas falta que seas supersticioso, animo todo pasa, son solo rachas unas duran mas que otras pero pasan sin duda, dejo saludos!

Jauroles dijo...

Acabo de descubrir tu blog, me he entretenido. Te sigo esperando actualizaciones! Dejo mi blog por si interesa: http://tentretengo.blogspot.com

Un saludo!